by

Cambio en la cúpula del Banco Mundial

Tras la renuncia de Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial, los Estados Unidos se preparan para dar un cambio a la arquitectura financiera global.

David Malpass es el designado por el gobierno de Donald Trump. Es Subsecretario del Tesoro, titular de Asuntos Internacionales de Hacienda y negociador comercial en el conflicto comercial con China.

Es un detractor del multilateralismo. En declaraciones a la revista “Político”, expresó que las organizaciones globales “se han vuelto más grandes y más invasivas” y que “el desafío de volver a encontrarles dirección se ha vuelto urgente y más difícil”.

Estados Unidos desea recuperar su poder en la institución y de paso imprimir un cambio radical en su desarrollo. El tema principal es cambiar la visión del Banco Mundial sobre el cambio climático, y pondrá especial atención para reorientar los fondos que dicha institución asignó para combatir esta situación en los próximos cinco años.

Desde una visión negacionista del cambio climático, Malpass asumiría como comisario político del sector financiero de Wall Street.  Si en febrero se concreta su designación, el Banco Mundial hará todo para potenciar la política comercial de Trump en favor siempre, de los grandes bancos y empresas transnacionales gringas.

Facebook Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.