Democracia, Educación, Política

El cine guatemalteco triunfa afuera y se le ataca adentro

muestraHace dos años, el cineasta alemán Uli Stelzner organizador y promotor de la Muestra de Cine Internacional Memoria Verdad y Justicia en Guatemala, me invitó a participar en un cine foro sobre “La doctrina del shock”, película documental basada en el libro de Naomi Klein, dirigida por Michael Winterbottom y Mat Whitecross. Era la cuarta edición y en la discusión estuvo Eduardo Guayo Velázquez y Hugo Maul, además de mi persona.

El debate fue corto pero ilustrador. El mismo giro sobre las propuestas de Milton Friedman y las acciones que pusieron en práctica en Chile con Pinochet después del golpe de Estado que derroto a Salvador Allende y en Gran Bretaña con Thatcher. La película describe las atrocidades que se impusieron a sangre y fuego hasta convertir la ideología neoliberal en el pensamiento dominante de la década de los noventa.

Las posturas fueron radicalmente distintas. Por un lado se justificó lo actuado en aras del libre mercado. Por otro lado se criticaron los resultados obtenidos y su aplicación en Guatemala, con las consecuencias tan negativas para el bienestar de la población que se hace más pobre, mientras que la concentración de la riqueza en pocas manos es cada día más obscena.

A pesar de los desencuentros, el debate fue una muestra de la apertura, y el público tuvo la capacidad de plantear con argumentos diversos, sus puntos de vista divergentes. Sin embargo, contraria a esa actitud, al otro lado de las clases sociales la intolerancia sigue prevaleciendo La visión feudal que prevalece en ciertas élites de poder y su intolerancia a la revisión de un pasado siempre presente, es motivo suficiente para desterrar la muestra.

Ayer me enteró que la Sexta edición de la Muestra se realizará fuera de Guatemala. Será una Muestra de Cine Guatemalteco en el exilio. Según nos cuenta Lucia Escobar en su habitual columna de ElPeriódico, el año pasado tres películas fueron retiradas por temor a represalias y otra película guatemalteca fue objeto de una fuerte presión por voceros de tres ministerios de Estado para evitar su difusión.

Es curioso que una actividad pionera en el país, ahora que el cine guatemalteco está en auge y gana premios internacionales, se autoexilie por la intolerancia de ciertos grupos con poder que siguen pensando en clave guerra fria de baja intensidad. Poco ha cambiado el país. Lo peor, es lo de siempre, la intolerancia rancia que nos recuerdan los hechos sangrantes que recrean nuestra frágil paz.

Es la trágica caricatura de país que construimos.

Facebook Comentarios

Tagged , ,

3 thoughts on “El cine guatemalteco triunfa afuera y se le ataca adentro

  1. El problema en Guatemala es que la élite d poder económico y político no le conviene dar a conocer al público la verdad de lo que sucedió en el país. sigue el sistema de obscurantismo para las clases sociales y así nunca vamos a lograr la sanidad de nuestra sociedad, teniendo que seguir arrastrando la enfermedad del silencio y la violencia. Seguimos con la interrogante ¡que debemos hacer?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.