by

Claves de la educación superior en el mundo globalizado

Paraninfo 10Por Mario Rodríguez

Asistimos a un cambio en la gestión de las universidades en todos los ámbitos. Es un cambio sustancial, especialmente en aquellos asuntos que afectan directamente el desarrollo académico, y la conducción – configuración de la organización institucional universitaria.

Esos retos que tiene la universidad para procurar su modernización tienen que ver con el desarrollo educativo y la adaptación de la institución al cambio socio cultural de la propia sociedad. Dicho cambio involucra un nuevo enfoque en la conducción universitaria que afecta la vida misma del quehacer académico, lo que lleva implícito la modificación de las prácticas educativas que la acompañan.

Por eso la misma agenda universitaria es una construcción política entre quienes deben tomar decisiones y entre los que desean impulsar determinados temas. Aquellos temas que son relevantes logran visibilidad y prioridad, los que no tienen fuerza se quedan relegados en la discusión. Los temas importantes pasan por un complejo sistema de decisiones, algunas veces no son decisiones democráticas, sino impuestas por coyunturas que afectan directamente el sistema universitario. La prioridad de los temas va en función proporcional al poder que tienen los grupos que las promueven en muchos casos.

Los cambios que ahí se generan, tienen una base epistemológica que le da soporte y permite el desarrollo del conocimiento, pero su instrumentalización va ligada a otros factores que afectan directamente el que hacer educativo. Pero en general las universidades han adoptado tres estrategias, que están siguiendo combinadamente, para adaptar la educación a los cambios de contexto en que ella se desenvuelve:

El primer eje tiene que ver con lo que en inglés se conoce como el life long learning for all (LLA) formación a lo largo de la vida: es la idea que busca que la formación trascienda la etapa escolar y los contenidos tradicionales de la formación académica. Esa propuesta se ha ido configurando en el marco de condiciones estructurales, curriculares y organizativas para el desarrollo de la formación

Representa no sólo una estrategia para ampliar la cobertura y el tiempo de formación sino una nueva concepción educativa que, necesariamente, deberá llevar a una reorganización de la escuela y sus procesos formativos. Ante todo constituye una respuesta frente al cambio en el contexto laboral en que opera la educación, así también en menor grado, a los cambios en los contextos de información y conocimiento, tecnológico y de mundos de vida en la sociedad contemporánea.

El otro eje es la educación a distancia y el aprendizaje distribuido cuya novedades están asociados al avance constante de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, el aprendizaje a distancia, a través de redes interconectadas, que facilite el acceso a los recursos de información, el aprendizaje colaborativo, interactivo y que amplié el marco de la comunicación mediante la interacción. Este aspecto supone un cambio radical de la educación desde el mismo proceso organizativo. La infraestructura de redes permite una estructura abierta, cambiante, con múltiples vías de comunicación. Todo ello genera autonomía y cada escuela se convierte en un micro cosmos con identidad y capacidad propias.

El último eje, sino el que más importancia se le está brindando es la orientación de la universidad hacia la inserción social o laboral de los sujetos. Es el dilema entre la especialidad y la formación general de base. La idea que confronta este dilema es la formación de base versus la formación para un puesto de trabajo, ésta última más vinculada a las instancias laborales y entre formación inicial y formación continua.

La adaptación universitaria pasa por construir una oferta formativa capaz de competir en el marco internacional. Las viejas estructuras universitarias deben remozar no sólo sus estructuras y currículos sino, incluso su cultura institucional.

Como resumen, se anotan los factores que inciden en este proceso de adaptación:

• El pensamiento postmoderno y su énfasis en el valor de la individualidad, de las diferencias y de lo provisional.

• Enorme explosión de informaciones y conocimientos disponibles. La sobresaturación de informaciones y estímulos exige una capacidad notable de descodificación e integración por parte de las audiencias.

• Nuevas fórmulas organizativas de las empresas y del trabajo en general. La progresiva flexibilidad de las estructuras y de los contenidos buscando adaptación de las personas a los dispositivos empresariales.

• El uso de los nuevos recursos técnicos disponibles. Especialmente la posibilidad de trabajar en redes.

• Nuevas sensibilidades y compromisos con valores. La preocupación por la salud, el medio ambiente y los problemas sociales.

La preocupación que existe en la actualidad es que predomine una visión y función que le asignan a la Universidad la tarea de convertirse en una institución-empresa, apéndice de las necesidades de formación del aparato productivo. La otra visión es una universidad con otro sentido, con un sentido más amplio, humanista.

Es un dilema que ha generado ya procesos de debate interno y reforma a lo largo de muchas universidades públicas del continente. Desde la función educativa, la influencia de visiones estructurales al interior de la Universidad, hace que los conflictos sobre la igualdad de oportunidades educativas versus la demanda del mercado de formación profesional, se enfrente en un marco de divergencia ideología, pero de coincidencia organizacional en cuanto que la Universidad es el vehículo para desarrollar ambas funciones.

En todo caso, la construcción de una mirada prospectiva del cambio debe tomar en cuenta este proceso coyuntural para comprender las razones que explican el estado actual de la institucionalidad universitaria. En esa perspectiva, es imperativo referirse a los conflictos que surgen en la disputa de la
instrumentalización de las políticas. Esa relación que se traduce en espacios de poder compartidos, es lo que genera, a la postre, la viabilidad de los cambios, su orientación y la diversidad de propuestas que tratan de adecuar el quehacer institucional a la nueva

Facebook Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.