by

El Legado de la CICIG y el plan de la derecha para mantener la cooptación

Foto de Fredy Hernandez

En la presentación del Informe #ElLegado por parte de la Comisión Internacional contra la Impunidad de Guatemala CICIG se evidenció claramente que la derecha más extrema de este país le incomoda toda posibilidad de cambio. Siendo los reyes, no quieren perder por ningún motivo esos privilegios, ni mucho menos el poder. Por eso están dispuestos a todo, y cuando se dice a todo, es a todo. En ese camino encontraron a un presidente corrupto e incapaz y otros más en situación similar que se sumaron al despropósito para desterrar a la Comisión que por mucho que digan, abrió infinidad de posibilidades para convertirnos en un mejor país.

Se debe reconocer que la derecha guatemalteca tiene una capacidad extraordinaria para mutarse en el momento oportuno y reinventarse, cosa que no pasa con la izquierda. Los corruptos poco a poco fueron sumando apoyos para la reestructuración del Estado cooptado. Contando con el apoyo importantes sectores de la clase media urbana, las iglesias evangélicas y el conservadurismo puritano de la sociedad guatemalteca en general avanzaron hasta alcanzar sus objetivos.

La jugada de aliarse con Israel, fue por mucho, una revitalización de lo que hizo el ejército durante la guerra, cuando Estados Unidos cortó la ayuda militar. La utilización de la fe, a través de los pastores de la prosperidad, vinculados a los neopentecostales gringos, abrió la puerta a la manipulación más grotesca de una masa de personas vinculadas a los mega templos urbanos. Qué importa si son corruptos si temen a Dios, fue la consigna.

Así las cosas, el auge del movimiento de la Plaza del 2015 se fue diluyendo poco a poco y el pacto de corruptos se fue consolidando con acciones concretas generadas desde la inteligencia militar, por donde paso todo el mando operativo y mediático del proceso que Jimmy Morales, su canciller y el ministro de gobernación ejecutaron a la perfección. Primero revirtieron el debate público y los medios dieron cabido a los anticicig, luego desmantelaron los mandos policiales, desvincularon los apoyos externos de la CICIG y centraron su atención en revertir la política bipartidista en Estados Unidos hacia Guatemala y logrando el apoyo de Trump y Pompeo para terminar con la CICIG.

Aprovechando los tiempos políticos, gestionaron el cambio de la Junta Directiva del Congreso y con el apoyo de Arzú, los diputados más impresentables asumieron el poder de la misma. Cambiar la correlación de fuerza en la Corte Suprema de Justicia fue más sencillo, tomando en cuenta que todos fueron electos a través de favores y acuerdos con los principales partidos. El cambio de la Fiscal General en el Ministerio Público y en la Contraloría de Cuestas estaba cantando desde el inició. El resto es historia.

En todo este proceso se revivió la alianza sagrada entre militares y empresarios. El ejército asumió el control operativo del proceso y el CACIF el control de daños ejerciendo su poder en todos los ámbitos. Sumo sus recursos técnicos, políticos y económicos con tal de cobrarse la afrenta que les había provocado la CICIG en sus investigaciones, garantizando con ello el control de los ministerios claves del Estado.

Las elecciones fueron el epilogó del plan y jugaron el papel de válvula de escape al calmar los ánimos y desviar la atención mediática. A Giammattei le bastó para ganar la elección llegar acuerdos con las cúpulas empresariales y militares para garantizar la continuidad de la impunidad. El pacto entre arzuistas y dionistas fue decisivo para eso. El discurso anti comunista, el anti voto de la contrincante y la manipulación de la fe logró consolidar su remontada.

La CICIG no pudo desmantelar las estructuras corruptas incrustadas en el Organismo Judicial, que son ahora, las que, con sus fallos revierte la acción penal. A pesar de todo, #ElLegado dejado por la CICIG es impresionante. Las reformas al sector justicia son por mucho, una tarea pendiente y necesaria. Derrumbar el muro de la impunidad siempre fue tarea de la sociedad guatemalteca, pero en eso también CICIG contribuyó. Toca ahora continuar con ese #Legado. Y eso pasa por derrotar a la derecha fascista, corrupta y anticicig.

Facebook Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.