by

Estado de sitio

estado-excepcion-guatemalaHace bastante tiempo, las calles de mi pueblo se quedaban desiertas a las 6 de la tarde. La gente corría con pena y miedo por el toque de queda impuesto por el ejército. Por las rendijas de las ventanas se podía observar la fila interminable de soldados que recorrían las calles desiertas como señal inequívoca de un orden que nadie quería acatar. Era una dictadura militar que defendía la libertad de los finqueros de aquella época.

La intensidad de la escena volvió a recorrer mi mente, al ver las fotos de soldados, 15 años después de firmada la paz, en un pueblo de pobres que se oponen al proyecto minero, ahora en plena dizque democracia. Es una dictadura militar que defiende la libertad de los mineros de está época.

Cuanto tiempo ha pasado y qué pocos cambios hay.

Conclusión:

Seguimos sin aprender de nuestros errores pasados. La historia nos sobrepasa y nuestra mentalidad se quedó aprisionada en ese estado de sitio construido para obedecer, reprimir y servir a un amo distinto al pueblo.

El liderzazo militar de nuevo se alinea, contra toda lógica y razón, en defensa de las empresas y de una oligarquía que lo utiliza como perro guardián de sus beneficios y riquezas.

Nuestra historia es una inmensa biografía de estados de sitio, que conmueven y que golpean.  

 

 Estado se sitio

 

Raya a raya,

policía por policía,

cruz por cruz,

vamos

midiendo los pasos,

con la noche

en el cuenco de la mano.

Y en el corazón,

levantada,

por la sangre,

una estrella

que alumbra tu nombre:

Guatemala,

a pesar de todo y tanto

y del estado de sitio

para mí.

 

 

Fragmento de un poema de Otto René Castillo.

 

Facebook Comentarios
Comparte

1 comentario


  1. // Responder

    Creo que aun, como sociedad civil, no hemos superado el miedo desde la epoca de la conquista. Al sistema le conviene mantenernos de esta forma porque asi somos manipulables.
    El punto es ¿que podemos hacer? En esto debemos reflexionar, desde la clase de educacion que se imparte a la niñez y juventud, hasta los procesos de sensibilizacion a lideres y lideresas de la base social. Creo que debemos tener conciencia de esta situación para poder superarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.