by

La captura del Estado, un debate importante en la celebración del día del economista.

El Instituto Guatemalteco de Economistas, para celebrar el día del profesional de las Ciencias Económicas, llevó a cabo la presentación del estudio “Desigualdad y Poder en Guatemala: Economía de Captura”, por parte de Harald Waxenecker, autor del mismo.

La actividad contó con el apoyo de Oxfam y el Colectivo Paraíso Desigual. Fue celebrado en el hotel Panamerican, con una nutrida asistencia entre profesionales de las ciencias económicas, estudiantes y público en general.

Waxenecker explicó cómo se da la captura del Estado desde la actividad económica. Mostró principalmente la captura de excedentes y cómo las grandes empresas son las que obtienen el mayor porcentaje de beneficios.

Los principales hallazgos del estudio son escalofriantes. Durante los años 2004 y 2017 se contabilizan 19.5 mil millones de quetzales, distribuidos así: 9.3 mil millones en sobornos para funcionarios públicos y 10,2 mil millones en excedentes de captura (ganancias ilegales de los empresarios).

Los excedentes extraordinarios provienen de recursos estatales. La materialización de estos excedentes son difusos, puede venir de obras públicas, compras de bienes y servicios, calidad de ejecución.

Este mecanismo de captura tiene un continuum que se sostiene por los sobornos y los excedentes que esa alianza política se apropia de manera ilegal, ya que ambos actores, funcionarios públicos y empresarios privados actúan de manera coordinara para obtener los beneficios de esa captura.

Este punto ilustró a la perfección como funciona el pacto de corruptos. Esa alianza entre los gobernantes y el cúpula del sector empresarial del CACIF, que defienden sus intereses frente al trabajo realizado por la Cicig y la FECI.

Un dato que ilustró la identidad que tiene la clase política y empresarial corrupta que participa en la captura del Estado es el destino de la inversión de los capitales que obtienen de dicha actividad. La mayor parte de esos fondos no se reinvierten en actividades productivas, más bien son utilizados para comprar bienes suntuarios, que salen de la esfera productiva y se convierten en artículos de lujo, como casas, aviones, yates, etc.

La actividad contó con la participación activa de los asociados del Instituto Guatemalteco de Economistas y fue presidida por el presidente del mismo, el Dr. Eduardo Velásquez Carrera y la Junta Directiva de la entidad.

Para darle continuidad a este tipo de actividades se anunció otro foro  para el día 22 de agosto se tiene programada la presentación del estudio en la ciudad de Quetzaltenango. Se anunció una serie de desayunos para discutir temas de importancia en la coyuntura económica actual del país.

Facebook Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.