by

La Huelga de Dolores que dejó de ser huelga

Después del miércoles de ceniza la huelga de dolores se apodera de la USAC. Los encapuchados andan a sus anchas promoviendo sus actividades huelgueras, algunas fuera de toda lógica y con lujo de fuerza y prepotencia, atentan contra los propios estudiantes.

Actualmente existen dos “honorables comités”. Uno propuesto por la actual dirigencia de la AEU que busca eliminar la cooptación que existe en ese ámbito. El otro, de facto e ilegal, está orquestado por una comisión transitoria que aglutina a los grupos que ocuparon las AEU anteriormente.

Estos últimos son los que mantienen el formato de los últimos años, financiar la actividad a base de extorciones y agresiones. Son grupos de choque que se amparan en la inacción y en algunos casos con la complicidad de las autoridades. Actúan con total impunidad de manera abusiva y violenta.

La característica principal de las actividades huelgueras se ha perdido, que es la protesta. La huelga de Dolores no tiene nada de revolucionario, es más bien un actividad obscena y denigrante, en plena decadencia que hasta el jolgorio de antaño ha sido sustituido por un discurso vulgar, ofensivo, sin contenido político y sin gracia alguna.

Pero eso a quién le importa. Lo principal son los ingresos económicos que genera está actividad y en donde se centran los intereses de estos grupos supuestamente estudiantiles en la San Carlos.

Las propias actividades huelgueras han dejado de atraer a los estudiantes. En algunos facultades, escuelas y centros regionales, los alumnos se han enfrentado a los encapuchados y no han dejado que estos cierren edificios, cobren los accesos y suspendan las actividades académicas programadas.

La huelga es una tradición que con el paso del tiempo se ha convertido en una actividad de violencia y estupidez.

Fotografías tomadas de Nomada.

Facebook Comentarios

3 comentarios


  1. // Responder

    Gracias por tu interacción, rara vez alguien responde algún comentario que hago. Te agradezco de verdad. Y por supuesto, creo que es importante el debate del tema, porque eventualmente eso llevaría al rescate del movimiento estudiantil huelguero. Con otros amigos participamos en la Asociación de Viejos Crujientes, una organización de huelgueros ya graduados de la Universidad, que buscamos realizar actividades basadas en los principios de la Huelga de Todos los Dolores establecidos desde antaño. Una de las propuestas que tenemos para el próximo año es apoyar el Cónclave Huelguero, propuesto por Honorables Por Siempre, otra de las organizaciones que buscan el rescate de la Huelga. En dicho foro, que será abierto, y en el que esperamos que participen todos los sectores interesados, se buscará la conformación de una Santa Hermandad, que era la coordinadora en tiempos pasados de la actividad. Hay que reconocer también, que existen vacíos políticos y culturales, entre muchos otros espacios que fueron tomados, o que fueron asumidos en otros casos por personas que algunas veces con buenas intenciones, pero otras veces no, que no tienen las calidades necesarias para esas posiciones. Y eso es un hecho consecuencia lógica del arrebato de la vida de quienes huebieran estado en esos lugares. El conflicto armado eliminó por lo menos a tres generaciones de intelectuales en este país, y eso es algo que no se ha asumido aún. Más allá de los discursos alternativos y asistematizados de la Memoria Histórica o transicional, o la reconciliación, o el resarcimiento, que no contradigo, y de las pequeñas luchas que se hacen; se debe asumir el rol, en las distintas esferas, por lograr cambios estructurales, porque de lo contrario, esta patria del criollo va al abismo. Y el movimiento estudiantil no escapa a esa realidad. Por ello, es importante realizar actividades como el Cónclave Huelguero, que de alguna manera definirá bases para coordinar una actividad que hoy, no tiene cabeza, ni dirección. Un abrazo y ¡Que viva la Huelga de Todos los Dolores!


  2. // Responder

    Gracias Arturo por tu comentario. Estoy de acuerdo contigo en algunos puntos, pero en otros no. Conozco la huelga, he participado en ella, hice teatro huelguero y ganamos algunas chavelas, pero una cosa es la huelga y otra el movimiento estudiantil, que también conozco. También es interesante esa descripción que haces de la existencia de varias huelgas y de varios espacios que se abren a lo largo de 40 días que dura la actividad. Seguro que hay muchas personas que nos les gusta, a otros sí, y muchos estudiantes al ingresar a la USAC tienen en mente participar en ella, pero hay que reconocer que cada vez hay menos interés de parte del estudiantado y de la gente en general por la huelga y eso dice mucho de su conducción. Sin embargo, a mi en lo personal no me gusta el derrotero que a tomado en los últimos años, y no critico la tradición, como tampoco la actividad en si, sino la orientación que asume a lo largo de estos años, que se menciona en la cuestión comercial, que como dices eso no es la huelga. Pero como dije, hay ese desinteres que se manifiesta es producto de eso mismo. Pero me encantaría seguir debatiendo este tema, si fuera posible.


  3. // Responder

    Saludos, interesante visión de la Huelga de Todos los Dolores, sin embargo, denota un desconocimiento del movimiento estudiantil. Te invito a profundizar e investigar más con respecto al mismo. No defiendo ni por asomo ninguno de los dos grupos que han tomado la Huelga este año, ni los de AEU, porque lo que buscan es terminar la tradición, ni los que comercian con ella y se aprovechan para tener un poder que utilizan de forma represiva de manera efímera. Para empezar la Huelga no es solamente el desfile, abarca muchas actividades dentro de los 40 días en los que se realiza. Además, dentro de la misma Huelga existen varios movimientos paralelos, está la Huelga comercial, que son actividades que nada tienen que ver con la tradición, pero que son usados para generar ingresos para grupos específicos que al final solo aprovechan el movimiento y se esconden tras la capucha para lucrar con ella. Existe la Huelga política, que tiene una ideología bien marcada, y que utiliza el movimiento para utilizar de forma discursiva sus intereses políticos. Y finalmente existe una Huelga crítica cultural, que es la que hace que el movimiento estudiantil huelguero permanezca, porque es ese pedacito de Huelga que aún mantiene los principios de la misma. No sé si has tenido la oportunidad de participar en la Huelga de Todos los Dolores, supongo que no, por tus comentarios, pero espero que sí, para que podás profundizar en tus argumentos, conociendo de manera más cercana y certera este jolgorio estudiantil. Lamentablemente los medios de difusión han sido una plataforma para criticar de forma amarillista, como lo hacen con casi todo a nivel nacional, sin tener conocimiento de la misma. La Huelga es una amalgama de participación y diversidad de intereses. Criticarla de forma sesgada es como decir que el sistema democrático no funciona y que ya no deberíamos votar este año porque solo corruptos hay, cosa que es verídica, pero por qué entonces no se critica de esa manera un sistema ineficiente que mantiene el statu quo, pero si un movimiento estudiantil anual, que entre toda sus contradicciones, critica y señala las deficiencias de ese sistema, que muchos ungidos “ciudadanos” y “sociedad civil” se rasgan las vestiduras por defender. Mi punto es que hay que conocer para poder hacer referencias de catarsis, tan extremistas. Un abrazo. y ¡Qué viva la Huelga de Todos los Dolores!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.