by

La recaptura de Lucifer

Elperiódico
Elperiódico

Para algunos la CICIG encarna al príncipe de todos los demonios, para otros en cambio puede significar una luz tenue que permita divisar el final del largo túnel. En todo caso los extremos más extremos se ven reflejados en dicha consideración y para un país convertido en trinchera de impunidad, los hechos últimos reflejan que la sorpresa aún puede ser parte de nuestra cotidianidad.

La recaptura de Lucifer y su banda ilustran el abismo en que vive la sociedad y el infierno que nos dejó la guerra, una ciudadanía atrapada entre grupos criminales que penetran cualquier estructura estatal, la corrompen hasta la médula y luego se presentan como los paladines de la justicia justiciera. La sorpresa de las autoridades parece ser otro cuento macabro de esos que salen cada martes 13.

Lo curioso del caso es que la mentada comisión internacional ha hecho parir a todos por igual. A los involucrados les desbarata la estructura criminal, a los funcionarios los pone en una delicada situacipon y a la sociedad nos confronta por tolerar semejantes barbaridades.

El silencio cómplice que huele tan mal como la indiferencia, se mezclan con espanto por las cosas que dejamos que pasen, por eso es lógico pensar que dentro del país de la impunidad, hay diversidad de culpables y responsabilidades y también mecanismos de salvación.  Las tropelías del sindicado y reincidente no pueden sorprender a todos por igual. Unos lo sabían y lo toleraron, otros lo alentaron. Algunos más hasta se beneficiaron de las ganancias que generaba la red. Todo hace pensar que la consigna fue: “haz lo que quieras, pero no me involucres”.

Lucifer encarna esa división perversa entre el bien y el mal que cohabita en todos los guatemaltecos. El calificativo de héroe al condenado ex director de la policía en Suiza refleja los valores que se defienden a cualquier precio. Y en este caso, similar en actuaciones diferente en roles, las cosas pueden pasar igual, pues Lucifer se convirtió en un actor con vida propia que adaptó su lógica criminal al devenir político del país, hasta el punto que existe una plataforma que promovía su candidatura para presidente del país.

Facebook Comentarios
Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.