by

Las primeras lluvias con tormenta

Con las primeras lluvias, el olor a mierda inundó la ciudad. Un recuerdo bondadoso del encomendero que gobernó TuMuni creció como hongo nuclear destapando las cloacas existentes en el país.

Mientras eso sucedía la ciudad colapsaba. Al caos vehicular se sumaba el caos político en que nos encontramos sumidos.

Las impugnaciones, los amparos y las acciones legales de todos contra todos, se suceden un día sí, y el otro también. Al final, los juzgados y sus jueces son los grandes electores de este proceso.

Ese mismo día, la fiscal Consuelo Porras recibía la bendición de la embajada gringa con la inauguración de una nueva fiscalía, enfocada a la trata de personas.

Al mismo tiempo que el fiscal a cargo de la FECI, se convertía en el empleado menos apreciado del MP de Consuelo Porras. La guerra de declaraciones, desmentidos y señalamientos entre ambos por ahora se realiza de manera solapada, guardando las formas y las estrictas normas protocolares.

Pero la denuncia interpuesta por Sandra Torres contra el fiscal abre la puerta para que otras demandas penales en su contra prosperen. Un buen pretexto para que la jefe del MP prescinda de sus servicios.

La fiscalía contra la corrupción, según los nuevos planes, está llamada a sustituir a la FECI al momento de concluir el acuerdo con CICIG. Doña Consuelo ha dado ya elocuente prueba de ese deseo. Solo falta ver si prescinde de la FECI y del fiscal antes o después de septiembre.

Juan Francisco Sandoval pasaría a formar parte de los defenestrados por el pacto de corruptos y sería uno de los últimos obstáculos salvados en la restauración de la corrupción.

Los corruptos no tendrán necesidad del fraude. Si todo marca como ahora, ganarán los mismos.

Dice un refrán bastante expresivo, por cierto, que la mierda, cuanto más se remueve, peor huele. Aquí se cumple a la perfección.

Fotografía tomada de NomadaGT

Facebook Comentarios

1 comentario


  1. // Responder

    Que terrible fe suceder esto, pobre mi Guate chula, todos la pisotean

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.