by

Rafael Piedrasanta Arandi (1923-2013)

Rafael PiedrasantaPor Eduardo Antonio Velásquez Carrera –

Pionero de los estudios del transporte urbano en Guatemala.

Nacido en la ciudad de Quetzaltenango, en el seno de una numerosa familia, inició sus estudios primarios en la Ciudad de la Estrella. En los años de la adolescencia migró hacia la ciudad de Guatemala con el afán de estudiar la carrera de perito contador, en la Escuela Nacional Central de Ciencias Comerciales. Al graduarse empieza a trabajar y a estudiar en la recién creada Facultad de Ciencias Económicas (FCCEE) de la Universidad de San Carlos (Usac), en la que se graduará como economista y contador público y auditor, en 1952. Por los años de la fundación del Banco Central de Guatemala, en los años de la Revolución de Octubre de 1944, lo encontramos laborando en esa institución.

Becado por los gobiernos revolucionarios, estudia la maestría en Administración Pública en Harvard University en la que se gradúa, a inicios de la década de los cincuenta, del siglo XX. De su aprendizaje del inglés, realizará con los años la traducción de la tesis doctoral de Thomas R. Herrick titulada Desarrollo Económico y Político de Guatemala durante el gobierno de Justo Rufino Barrios, que vendrá a enriquecer la bibliografía sobre la historia económica de Guatemala. Es en este campo, en la que Piedrasanta Arandi hará significativas contribuciones, especialmente por medio de su libro Introducción a los problemas económicos de Guatemala.

Fue uno de los pioneros en el estudio del problema del transporte urbano de la ciudad de Guatemala. Es celebre su libro Exmibal contra Guatemala, habiendo formado parte de la famosa Comisión del Consejo Superior Universitario para el estudio de las concesiones que el gobierno de Carlos Manuel Arana Osorio (1970-1974) le cediera a dicha empresa. Dos eximios profesores universitarios, integrantes de la comisión, son asesinados: Óscar Adolfo Mijangos López y Julio Camey Herrera. Los otros dos sufrieron serios atentados y amenazas en contra de su vida, siendo milagrosamente salva la de Alfonso Bauer Paiz, que se vio obligado a exilarse en Chile, y Piedrasanta Arandi, en San José, Costa Rica.

Fue profesor de Economía de la Universidad de Heredia, en ese país y a su retorno a Guatemala, a mediados de la década de los noventa del siglo pasado, se incorpora de nuevo a la Usac, en donde realiza en el seno del Centro de Estudios Urbanos y Regionales (CEUR) el importante estudio sobre la propuesta de privatización de la energía eléctrica en los tiempos de Álvaro Arzú Irigoyen. Junto a Bauer Paiz y a otros activistas ecologistas y defensores del patrimonio nacional, continúan la lucha por la defensa de la riqueza de Guatemala, viva hasta hoy. Fue designado profesor emérito de la Usac, cargo y título que desempeñó con dignidad universitaria hasta el final de sus días.

Fuente: www.elperiodico.com.gt

Facebook Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.